miércoles, 5 de marzo de 2014

Pío pío

Mi abuela es un gorrión.
Como el tío de Juan, Juan.
Es de esos que cantan pío pío
En las más raras circunstancias.

Mi abuela pió un poema
En el que estoy yo y me gusta vivir,
quedarme ahí,
para espejarnos la mirada.

Ella debe ser un gorrión dorado,
De los que no hay mucho por ahí.

Debía ser gorrión porque al tío Albino, no le gustaba que papá mate pajaritos.
Y con razón porque el tío, que es mi abuelo, amaba a la abuela porque era gorrión
O porque le gustaba cantar y no sabía y tal vez, él, movía el pico como si fuese él sin serlo
Y ella piaba para él, para quererlo.

La abuela es ése gorrión que se puso en el hombro del italiano Atilio, cuando era chiquito.
Ese que después fue poeta y que después es actor.  El que aprendió a contar cuentos
Y a piar poesías de amor, de la muerte, contra la muerte, contra la guerra, el olvido
Y para hacerle una casita al nieto.

La abuela es un gorrión
Como el tío de Jorge, Jorge.
Es de los que aprendió a cantar...
En las más duras circunstancias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario